Este año, el V Foro Regional América Latina y El Caribe “La Responsabilidad Social Territorial como Educación de calidad: De Córdoba 1918 a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. Balances y perspectivas”, un evento de gran envergadura, se llevará a cabo en la Decana de América, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la cual cuenta con una gran trascendencia histórica y destaca a nivel de investigación científica, social y cultural. Los egresados de las aulas sanmarquinas prestan sus servicios a diversas empresas nacionales y extranjeras, destacando en los diversos ámbitos como arte, política, social, cultural, entre otros. Desde su fundación, el 12 de mayo de 1551 hasta la actualidad, San Marcos ha pasados por diversos cambios, la Universidad ha transitado por cinco diferentes locales: tres durante el siglo XVI: Convento de Nuestra Señora del Rosario de la Orden de los Dominicos, a extramuros en la parte de San Marcelo, donde poco antes había funcionado el Convento de la Orden de San Agustín, y en 1575 en la primitiva Plaza del Estanque, después llamada de la Inquisición, actual local del Congreso. En la segunda mitad del siglo XIX se trasladó al local del antiguo Convictorio de San Carlos (Parque Universitario) durante el gobierno de Manuel Pardo y, en la actualidad, ocupa la Ciudad Universitaria ubicada entre la Avenida Venezuela y la Avenida Universitaria, Cercado de Lima. La Universidad Nacional Mayor de San Marcos cuenta con 20 facultades, amplios espacios de vegetación, una gran biblioteca actualizada y diversos auditorios en diversas facultades, siendo el principal el del Rectorado: El auditorio Ella Dunbar Temple.

Una de las frases más famosas que atribuye a la Decana de América es la siguiente: “Al ingresar San Marcos yo ingresé realmente al Perú. En San Marcos conocí el Perú que no conocía, el Perú que se me había ocultado durante muchos años en mi dorada vida familiar. En San Marcos encontré todas las razas, todas las clases sociales, todos los rostros de un país que empezaba a conocer de veras. Y nunca salí de San Marcos. Quiero decir nunca me fui del Perú” Alfredo Bryce Echenique.